• Su talento en el styling de moda y la dirección de fotografía lo llevó a un nivel profesional nacional en 2011.
  • Mario fotografió a transformistas y encontró inspiración en sus personajes únicos.

Liliana Ramírez Castillo/ Torreón, Coahuila.

Mario Aspland, fotógrafo editorial con más de 17 años de experiencia, es un especialista en retrato de moda y publicidad, además de ser un productor y comunicador visual de renombre. Durante su carrera, ha colaborado con diversas marcas, celebridades, figuras públicas y modelos en editoriales y revistas de moda, tanto a nivel local como internacional. No solo eso, sino que también ha dejado su huella en la dirección de arte de videos musicales y producciones multimedia.

Desde una edad temprana, Mario demostró su pasión por la fotografía. A los 14 años, recibió su primera cámara digital y comenzó a capturar imágenes de sus amigos. Inspirado por su madre, quien había sido modelo, Mario se sintió impulsado a emular las imágenes de las revistas de moda que tanto admiraba. Su deseo no era simplemente capturar momentos en eventos, sino transformar a las personas en auténticos modelos a través de su lente.

La fascinación de Mario por la fotografía radica en su capacidad para transformar la realidad. Para él, la fotografía es un medio en el que puede liberar su imaginación y crear mundos únicos. La posibilidad de jugar con la luz, las dimensiones y los efectos visuales le permite construir realidades alternativas, ofreciendo así una experiencia visual cautivadora.

Cuando se le cuestiona acerca de su preferencia en el ámbito de la moda, Mario expresa su entusiasmo por todo lo que inspire glamour. Su pasión se centra en resaltar la belleza y el empoderamiento de las mujeres a través de la fotografía, ya sea en su trabajo de moda o en el mundo del drag. Mario encuentra satisfacción en elevar a las mujeres, brindándoles confianza y convirtiéndolas en símbolos de glamour y empoderamiento.

Por otro lado, el trabajo de Mario Aspland va más allá de la fotografía. A los 19 años, mientras estudiaba en la universidad, tuvo la oportunidad de trabajar en la dirección de arte para la revista «Chic» del periódico CIMACO. Su talento en el styling de moda y la dirección de fotografía lo llevó a un nivel profesional nacional en 2011, cuando se trasladó a Ciudad de México y comenzó a trabajar en producciones de celebridades y revistas.

Además, la versatilidad de este fotógrafo se extiende al mundo del drag. Su formación en diseño gráfico se fusionó con su amor por la fotografía y su interés en el arte drag. Desde sus primeros días en la fotografía, Mario fotografió a transformistas y encontró inspiración en sus personajes únicos. Finalmente, en 2014, decidió dar el paso y explorar el mundo del drag. Comenzó a crear su propio personaje, Miss Fierce, inspirado por RuPaul’s Drag Race. Este nuevo avatar le permitió fusionar elementos gráficos, visuales, personalidad y teatro en una expresión artística única que sigue desarrollando hasta el día de hoy.

Al reflexionar sobre su trayectoria, Mario Aspland aconseja a los jóvenes que piensen cuidadosamente en lo que desean lograr. Señala que la vida después de la escuela puede ser desafiante y llena de responsabilidades, por lo que es esencial estar preparado para enfrentarlas.

Su historia de transformación personal, desde un apasionado fotógrafo hasta una exitosa Drag Queen, demuestra que el mundo es un lienzo en blanco listo para ser pintado con determinación y creatividad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *