• En el marco del 35 aniversario de la casa de estudios lagunera.
  • Impartió la conferencia “Objeción de Conciencia”.

Texto de Ramiro Jahir Durón Torres/ Torreón, Coahuila.

Fotos de Jonathan Dueñas y Haide Ambriz.

Este viernes 21 de abril, a las 10:30 de la mañana, sobre el escenario del Gimnasio Auditorio de la Universidad Autónoma de la Laguna (UAL), se presentó la conferencia llamada “Objeción de Conciencia”, impartida por el Doctor Javier Laynez Potisek, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y orador principal.

En esta conferencia, también estuvieron presentes diferentes personalidades como; el rector de la Universidad Autónoma de la Laguna, Omar Lozano Cantú; Dr.  Hyrum Licona Rivera, secretario general académico; Maestro Iván Ernesto Fuentes Carreón, Director de la Casa de la Cultura Jurídica en Torreón; el magistrado Gerardo Ortiz Pérez de los Reyes, coordinador de magistrados del octavo circuito del Poder Judicial de la Federación (PJF); la jueza Nora Victoria Marín, coordinadora de jueces de distrito en el Octavo Circuito del PJF y el Lic. Carlos del Lara Mcgrath, en donde el Dr. Javier Laynez Potisek conversó con el público sobre este tema tan polémico en el terreno legal.

El magistrado se dirigió ante un auditorio universitario repleto, cerca de mil personas asistieron a escuchar su conferencia. Señaló que la objeción de conciencia, de una forma simplificada, es el derecho de poder oponerse a realizar un deber que está previsto en una norma o ley, es decir, es la capacidad de oponerte a cumplir con ese deber, porque es contrario o se considera que es contrario a lo que se le llama la libertad de conciencia y/o religiosa.

Explicó que ese derecho está contemplado en la Constitución, resaltado primero los deberes que consideras que crees, debiendo actuar en consecuencia de lo que tú crees, pero esa es una parte interna del componente de la libertad religiosa y de conciencia, es justo en la parte que hemos llamado externa, el derecho que tienes a convivir y actuar como tú, lo que crees, sea religioso, principios éticos o morales que tú consideras, finalmente el componente externo es el que va a interactuar.

Se le cuestionó al ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre qué pasaría en el caso de que una persona quisiera aplicar la eutanasia, o dejara en su testamento como voluntad que en caso de estar en un estado vegetativo pudieran asistir en su deceso y él nos comentó lo siguiente: “Mira aún no está reconocida todavía en México la eutanasia como tal, a lo más que hemos llegado es a la fase de muerte digna, pero en nuestra legislación se detiene hasta la decisión, por ejemplo; de que no te entuben, de que no te mantengan con vida, eso ya está aceptado, que es la eutanasia “pasiva”, esa sí está autorizada, es un debate pendiente, porque la eutanasia “activa”, no está  autorizada por el Congreso, tendría que legislar en esa materia, es decir ya como su nombre lo indica, el realizar actos para privar de la vida a una persona. A pesar de su voluntad, todavía no la tenemos legislada”.

Al final de la entrevista, el ministro envió un mensaje a los jóvenes y a los universitarios: “Para mí lo más importante es que la corte tiene que salir un poco de donde está y acercarse, sobre todo a los jóvenes, pero también a la ciudadanía,  hay que reconocer que mucha gente, no sabe lo que hacemos, no sabe lo que hace la corte o para que está la corte y esto no es un problema nada más de México, sucede en muchos países, no saben qué es un Tribunal Constitucional o qué hace, por eso es importante compartir lo que hace la corte y ver qué tipo de decisiones toman cotidianamente”.

1 comentario
  1. Daniel
    Daniel Dice:

    Ese acercamiento con la juventud debería reforzarlo con la congruencia de su actuar, y no contradecirlo con sus resoluciones que van en contra del bien comun al plantear decisiones que rebasan sus atribuciones en contra de todo un poder legislativo (Cámaras de Diputados y Senadores) que no actue en bien de los potentados, sin o en bien de la Nación, eso me gustaria que hiciera. SER CONGRUENTE

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *